Pedos vaginales: cómo evitarlos

Pedos vaginales Pedos vaginales: cómo evitarlos. Los pedos vaginales o trompetillas vaginales no son más que la expulsión de aire por la vagina que provoca un sonido característico, al hacer ejercicio, al mantener relaciones sexuales o incluso en cualquier situación cotidiana como el sentarse o levantarse de una silla. Las mujeres suelen preocuparse mucho y sentirse incómodas.

No huelen por qué no provienen de la fermentación de las bacterias, pero suenan como los procedentes de las flatulencias y no se pueden controlar.

Son debidos a la pérdida de tono muscular de las paredes vaginales que no consiguen comprimir al pene y permiten la entrada de aire en el coito.

Un truco para evitar esta situación podría ser introducir un dedo en la vagina en el momento de la relación sexual, para abrirse un poco y permitir que el aire se escape en silencio.

La solución para evitar los pedos vaginales pasa por reforzar el suelo pélvico con los ejercicios de Kegel, bolas chinas, etc., y evitar todo aquello que lo pueda empeorar. A la hora de mantener relaciones podríamos probar posturas en las que las piernas de la mujer están más juntas, o la penetración es menos profunda.

0 comentarios:

Me interesa tu opinión...